• Visita Univision.com
Siguiente

Se cierran seis años de historia gigante con Alejandra Espinoza

Seis años de historia con Ale Espinoza.

Las grandes historias siempre tienen finales emotivos y ese es el caso de Alejandra Espinoza, quien luego de formar parte durante seis años del programa con más historia en la televisión mundial, decidió dar un paso hacia nuevos proyectos que enfrentará con las herramientas que desarrolló en Sábado Gigante. Mira el video de su salida.

Tras ganar la corona de la primera edición de Nuestra Belleza Latina, dio sus primeros pasos en El Gordo y La Flaca, donde la experiencia resultó en más dolores que alegrías. El futuro parecía complicado para Ale, sin embargo se abrieron las puertas de Sábado Gigante en 2008 y Alejandra no estaba dispuesta a desperdiciar la oportunidad. Mira el video de las cinco cosas que no olvidará de Sábado Gigante.


Como ella misma relató en sus recuerdos de Sábado Gigante, trabajar al lado de Don Francisco resultó un arma de doble filo, pues aunque la promesa de aprendizaje del gran maestro resultaba atractiva, el precio a pagar sería alto, pues la figura imponente de Mario Kreutzberger la llevó a cometer varios errores en cámara y a nivel nacional, por lo que en más de una ocasión salió de Univision empapada en lágrimas. Mira el video de los mejores momentos que nadie vió.

Lo más fácil habría sido no regresar al siguiente programa, pero el mismo hombre que le infundía temor, fue el encargado de levantarle el ánimo y le aseguró que tenía el potencial necesario para llegar hasta donde quisiera. Don Francisco había descubierto el diamante en bruto y estaba dispuesto a transmitirle todo el conocimiento que Alejandra le permitiera. Mira el video de los consejos que recibió.

¿En qué consistieron esas clases de comunicación? La respuesta es simple: en jamás dar nada por sentado, estar preparada para cualquier imprevisto y estudiar, estudiar y repasar cada parte del programa con todo el equipo, para que el desarrollo ante las cámaras sea como una orquesta en la que todos dominan la tonada y la ejecutan a la perfección. Mira el video de los mensajes de despedida.

Incorporarse a un equipo que lleva unido más de tres décadas, como lo es el de Sábado Gigante, significó para Alejandra el despertar por completo al mundo de las comunicaciones, aprendió a decir a nivel nacional lo que pensaba y no lo que el público quería escuchar sin temor a equivocarse y también, en medio de los cursos intensivos de la televisión en vivo, sembró y cosechó amistades que hoy se conmueven con su partida, pero también se emocionan y le desean lo mejor.


Fueron seis años de trabajo ininterrumpido, 333 fines de semana de trabajo compartido con uno de los equipos de producción más rigoristas de la industria, pero también fue el inicio de un viaje que llevará a Alejandra Espinoza a una batalla en solitario donde sus únicas herramientas serán su profesionalismo y los consejos crudos de alguien que convirtió a la modelo en una conductora gigante. #SuerteAle.

Comentarios