• Visita Univision.com
Siguiente

Gustavo Rivera a Lupillo, "Carnal, vamos a hablar"

¿Podrían reconciliarse los hermanos Rivera?

Los problemas entre los hermanos Gustavo y Lupillo parecieran empeorar días tras día, pero Don Francisco recibió al mayor de la dinastía, Gustavo, para hacer un recuento de los problemas y explicarle al público cuál es el verdadero origen del conflicto y cómo podrían solucionarlo, de hecho aprovechó los micrófonos de Sábado Gigante para hacerle una invitación a su hermano: “Carnal Lupillo, si estás viendo el programa, de todo corazón se te quiere, se te adora. Sabemos que tú fuiste el pionero de la familia Rivera y estamos dispuestos, yo personalmente estoy dispuesto a sentarme a hablar contigo sobre este caso. Ojalá tomes el tiempo de levantar el teléfono para hablar con Gustavo, vía Don Francisco”.

Luego de reconocerse triste y amargado por las cosas que están sucediendo en la familia Rivera tras la muerte de Jenni, Gustavo contó qué cosas le molestaron de su hermano Lupillo. “Lo que más me dolió fue que mi mamá nos mandó a los tres a Monterrey, Nuevo León, a traer a la ‘baby’ "Jenni luego de haber fallecido-. Juan le dice ‘mamá, en tres días regresamos’. Fuimos para allá, llegamos a Monterrey e hicimos varias cosas juntos, pero Lupillo no fue a donde cayó el avión, él estaba muy ocupado grabando la canción. Estuvo cuando se estaba haciendo la cruz, pero no fue al mero punto que tenía que estar con nosotros, en el cerro poniéndole la cruz, porque yo estaba llorando de día y de noche, Juan también, y es un dolor muy fuerte para después saber que, en vez de estar con nosotros, estaba grabando la canción”.


Luego vino el distanciamiento de Lupillo y de ahí su ausencia en el cumpleaños de su madre o la llegada a escondidas, apartado de la familia en la premiere de la película que hizo Jenni, lo que ha dificultado las cosas. Sin embargo Gustavo enfatizó que está dispuesto a hablar con Lupillo para solucionar el conflicto. “Si mi hermano viene y me dice ‘hay que sentarnos a hablar de este asunto’, yo con todo gusto le doy un beso, le doy un abrazo”.

Sin embargo también salieron a la luz nuevos detalles sobre los golpes con el bat que Gustavo le propinó a la camioneta de Lupillo, en la que se encontraban su esposa e hijos. “No, eso no justifica nada, pero sí quiero decir que lo que me dijo fueron palabras muy fuertes que no puedo decir aquí. Yo no estoy dispuesto a eso -pedirle disculpas-, me encantaría, pero él también que ir a casa de mi mamá, juntar a mi papá y hablar con ellos”.

¿Qué le dirías a Lupillo Rivera si lo tuvieras frente a ti ahora mismo?

Le preguntaría ‘a ver carnal, ¿qué está pasando, por qué hiciste esto, te conviene, valió la pena? Mi mamá está sufriendo, mi papá también, toda la familia, los hijos de Jenni, ¿por qué lo haces, por qué lo hiciste?’.


Don Francisco se sinceró con Gustavo al decirle que los únicos de los hermanos Rivera que en verdad tenían una carrera sólida eran Jenni y Lupillo, por lo que quizá por eso Lupillo optó por seguir su carrera en vez de reunirse con su familia para hacer una gira de conciertos en honor a Jenni, a lo que Gustavo respondió que, “En eso estamos de acuerdo, pero francamente lo tengo que decir, todos nosotros, incluido Lupillo, antes del 9 de diciembre, no estaba cobrando lo mismo y no tenía la misma cantidad de trabajo, así que eso no justifica que ponga a la familia y la tire a la basura. A mí no me importa si él está a la altura de Vicente Fernández o Jenni Rivera, él no tiene por qué ofender a la familia”.

El mayor de los hermanos Rivera aseguró que hay varias demandas interpuestas por Lupillo, “él demandó a mi papá, a Jenni, por varios problemas que ha habido. Él ha hecho muchas cosas, pero feas, en contra de la familia. A Jenni le hizo un gran daño, pero nadie lo sabe, por eso estoy yo aquí para decirle al público lo que está pasando”.

Para terminar la entrevista Don Francisco le preguntó a Gustavo qué le diría a Jenni si estuviera frente a él para explicarle los problemas que hay entre la familia. “El lunes fui a hablar con ella al campo santo, lloré bastante, porque no sé qué decirle”.

Al final Don Francisco dejó abiertos los micrófonos y los estudios de Sábado Gigante, por si Lupillo decide tomarle la palabra a Gustavo y sentarse a hablar de sus problemas para resolverlos y reunificar a la familia Rivera, distanciada a partir del fallecimiento de Jenni Rivera.