• Visita Univision.com
Siguiente

“Dios ayúdame a sanar”, el rezo de Alejandra Guzmán

Alejandra Guzmán, su testimonio.

Alejandra Guzmán está de regreso después de una larga ausencia que estuvo a punto de costarle la vida, pues luego de ser inyectada en los glúteos con un polímero nocivo para el cuerpo, tuvo que someterse a 18 cirugías para eliminar los residuos de ese cemento y como parte del proceso le fue amputada parte de su espalda e incluso estuvo a punto de ser amputada de una pierna.

En una exclusiva para Sábado Gigante, la Guzmán describió cómo fue engañada por quienes le inyectaron el cemento, así como por varios médicos que al intentar ayudarla, simplemente la lastimaron sin lograr resolverle el problema, hasta que en Miami y luego de 18 operaciones, pudo comenzar su recuperación.


“A mí me amputaron parte de la espalda y he aprendido a luchar por mi vida, a tener la certeza de cambiar de doctor cuando yo no tenía la certeza de hasta dónde iba a llegar y buscar mi salida. Cambié, ahora soy otra persona porque mis prioridades han cambiado: me cuido, me quiero, cuido mi salud. Han cambiado muchas cosas, ya no me dedico a la fiesta”, relató la cantante mexicana.

En este calvario médico, como ella misma lo calificó, Alejandra describió que estuvo al borde de la muerte porque la atacaron cuatro bacterias,  “tuve abierto mi cuerpo cuatro meses, tuve un “sistema bac” que te va chupando las bacterias. Tengo mucha suerte de estar aquí porque también se me reventó una arteria y casi me amputan una pierna, así que tengo muchas cosas por qué agradecerle a Dios porque estoy aquí, estoy bien y estoy viva. Quiero decirle a la gente que no cometan el mismo error, porque a veces los doctores no tienen licencia y casi me quitan la vida”.

Mientras enfrentaba cada cirugía en busca de recuperar su salud, Alejandra Guzmán grabó cada una de sus experiencias y al final hizo un documental con el que busca inspirar a la gente para que no se queje de tonterías y entienda que al final lo más importante es la vida. “Hice arte con mi sangre porque yo no quería que la tiraran, yo tenía listos mis papales para hacer cualquier cosa, porque estuve seis meses y todavía hasta mayo de 2013 fue la última operación. Yo estaba en medio de los ensayos y tratar de grabar, pero no tenía la certeza de que fuera a poder grabar "el disco-. Yo recé mucho por volver a los escenarios… Dios me quiere y me  permitió estar aquí”.

La Guzmán se despidió de Don Francisco con la interpretación de ‘Mi Peor Error’, tema de su nueva producción “Primera Fila”. “Hay que aprender de los errores, todo mundo los tiene y al final en la vida uno elije los errores para mejorar y lo que no te mata te hace más fuerte. Uno es bello por dentro y no necesita nada. Tengan mucho cuidado con las cirugías porque pueden estar arriesgando la vida por nada”, concluyó la llamada reina del rock.

Comentarios