• Visita Univision.com
Siguiente

Cinco tips para pasar a la segunda ronda

Ana Patricia te da su secreto para ganar

Tips infalibles

¿Quieres saber cómo han hecho las seis reinas para ganarse la corona de Nuestra Belleza Latina? El secreto empezó desde las audiciones, cuando llegaron dispuestas a arrasar y lo lograron.


Audicionar para Nuestra Belleza Latina pone tanto tu belleza como tus nervios a prueba.

Queremos que brilles como una reina y por eso te damos los cinco mejores consejos para que vayas dispuesta a quedarte con uno de los anhelados tiquetes para entrar a la competencia que busca a la latina más bella de Estados Unidos.

1. Llega temprano

La mesa de inscripciones abre a primera hora y la atención es por orden de llegada. Recuerda que si hay muchas chicas en línea delante de ti, es posible que no te toque el turno antes de la hora de cierre y no puedas audicionar.


2. Usa un vestuario con el que te sientas bien

Elije la ropa, el maquillaje y el peinado que vas a usar ese día cuidadosamente y con tiempo para estar segura de que realmente enseñas quien eres tú. Que tu presencia y apariencia sean un reflejo de tu personalidad, no hay nada peor que intentar ser algo que uno no es.

3. Ve preparada

En ocasiones como ésta, los nervios pueden jugarte una mala pasada; la clave para una audición exitosa es saber demostrar tu talento, personalidad y carisma en pocos minutos. Se van a evaluar a miles de chicas, por eso piensa en qué tienes tú que te haga destacarte del resto, y trata de exhibir eso cuando sea tu turno.


4. La belleza es importante, pero no lo es todo

Este concurso busca una mujer que no solamente sea bella sino que también represente la esencia de una mujer latina. Ten en cuenta que, a la hora de ser evaluada, tú historia personal puede ser tan importante como tu apariencia.

5. Ten paciencia

Un día de audición puede ser largo y agotador. Es posible que pases la mayoría del tiempo esperando, haciendo líneas, hablando con otras concursantes y comparando tus posibilidades contra ellas.  A pesar de todo conserva la energía y la buena onda, siempre causa una mejor impresión tener una sonrisa en la cara.