• Visita Univision.com

Lupillo Rivera se desahogó de sus problemas familiares

Lupillo Rivera recordó el pleito con Gustavo

Por primera vez, Lupillo Rivera recordó a detalle lo que ocurrió el día que tuvo un pleito muy fuerte con su hermano Gustavo, y contó en exclusiva a Raúl de Molina todo lo que pasó por su mente al momento de enfrentar al otro integrante de la dinastía Rivera.

“Cuando él vio que pasó la camioneta, me dijo: ‘Voy a mad**** a tus hijos y a tu esposa”, contó Lupillo a El Gordo y la Flaca, en la primera parte de una entrevista que dará mucho de qué hablar.


¿Qué opinas de las declaraciones del cantante sobre el rechazo de su familia? Participa en nuestro Foro.

"Yo a mi hermano lo tengo que perdonar, lo voy a perdonar, estoy disgustado, no doy crédito a lo que paso. Yo a mis hermanos nunca les he hecho nada malo, sólo apoyarlos, en mi primer concierto en el Gibson yo meti a Gustavo a que cantara conmigo", dijo Lupillo.

En esta primera parte de la entrevista que pudimos ver en el show, se puede observar a Lupillo muy consternado por los sucesos que pasaron hace dos semanas: “Ella vio que Gustavo se me lanzó con el bate y yo me puse para pegarle, se lanzó sobre la camioneta, mi esposa estacionó la camioneta, pero nunca se imaginó eso de Gustavo. Mis hijos sólo se agacharon”.

Por si fuera poco, el cantante reveló que la familia no ha creído sus palabras: “Yo la verdad necesito que alguien me venda el video, porque mi familia no cree que él hiciera esto. Creen que yo llamé a los medios por publicidad”.


Sin duda, el problema familiar está lejos de solucionarse, pues Lupillo reveló que sus hermanos no se han comunicado con él, tal como dijo hace unos días Pedro Rivera Jr., cuanod aseguró que Rosie había convocado a una reunión para solucionar sus problemas.

"Nunca atacaría a sus hijos ni a su mujer, no me descontrolaría ni haría un altercado así. Las fotos son mías, tengo llamadas, textos, e-mails de mi hermana, si yo los quiero utilizar lo hago, porque es mi hermana, al igual que de ellos", aseguró Lupillo, para después revelar: "A mí nadie me ha hablado ni me ha escrito".