• Visita Univision.com

Julián Gil no pudo contener el llanto al hablar de sus padres

Julián Gil no pudo contener el llanto

A pesar de ser uno de los galanes más cotizados de la televisión y ser el juez más querido de Nuestra Belleza Latina, Julián Gil no ha tenido una vida sencilla. Con mucha humildad respondió a una entrevista con Tanya Charry, donde los recuerdos le ganaron y el actor rompió en llanto.

Gil reveló que durante su infancia sufrió muchas carencias, pues su familia tenía pocos recursos después de haberse mudado de Argentina a Venezuela: “Me acuerdo que ayudaba a mi mamá a empacar las naranjas para venderlas en semáforos, mi papá tenía un carrito de perros calientes, tenían también un camión con el que recogían basura y separaban latas y papel. Había días que no teníamos para comer, sólo arroz”.


Esta situación provocó que sus padres se separaran y cada uno hiciera su vida. “Mi papá se fue para Argentina cuando yo tenía 13 años, yo no lo volví a ver hasta el día que murió. Hablábamos dos veces al año y cuando lo volví a ver ya estaba en el hospital, en las últimas. Le dije que lo quería”, reveló el actor.

“Hasta el día de hoy me arrepiento de no haber estado con él, de no pasar tiempo con papá. Mi mamá siempre trató de sustituirlo, pero no pudo. Mi papá tenía problemas con el cigarrillo. Mi mamá murió joven, a los 59 años, tanto el alcohol como el cigarrillo se la llevaron. Sus últimos 5 años fueron muy duros”, contó Julián, sin poder contener las lágrimas.

El momento más emotivo sucedió cuando el galán argentino habló sobre su mami: “Mi mamá es la persona que más he amado y dudo que ame a alguien más así. Yo la veía luchar contra los vicios, trataba de salir de eso y sacarnos a nosotros adelante”.

Antes de que la fama llegara a su vida, Julián tuvo que probar suerte de muchas formas: “Trabajé lavando platos, lavando coches. Trabajé un tiempo en Nueva York manejando un camión de verduras, trabajé limpiando un prostíbulo. También limpiaba pollos y comía de las sobras que la gente dejaba”.


Hoy en día, el actor tiene una gran carrera, además de haber formado una familia amorosa con sus dos hijos, pero todavía no encuentra a la mujer ideal.