Univision Investiga

Ritos y castigos de Vanguard, el amo del sexo

A Keith Raniere le fascinaba escribir reglas y procedimientos para todo. El director espiritual no hizo una excepción al diseñar un programa de esclavitud sexual en el que cada mujer tenía obligaciones, premios y castigos. Raniere se autoproclamó el Amo Mayor.
8 Jul 2018 – 7:00 PM EDT

Laura intuyó que Keith Raniere quería algo con ella. Según lo explicó la joven y dos de sus compañeros de curso, varias veces el venerado gurú de la superación personal le pidió que salieran a caminar en la noche por las calles desoladas de Clifton Park, una pequeña población al norte de Nueva York. Laura tomaba uno de los costosos cursos del Executive Success Program (ESP).

Caminar con Raniere, quien se hacía llamar Vanguard por un juego de video que le encantaba en su adolescencia, era considerado un privilegio entre sus más fieles seguidores.

La joven, hija de una familia acomodada de México, tenía entonces 19 años. Raniere, 57. A ella le parecía un tipo mayor y no le producía la menor atracción, dijo. Además había escuchado que el noctámbulo Vanguard aprovechaba estas caminatas para seducir a las acompañantes.

Así que se negó a dar el paseo nocturno y prefirió conversar con él a la luz del día y a la vista de estudiantes y profesores frente a una de las sedes de la organización, agregó.

“Nunca lo saludé de beso en la boca, como hacían todos, hombres y mujeres. Le daba la mano, me sentaba frente a él a una buena distancia y él me hablaba de mi rebeldía’’, afirma Laura. “Me decía que le recordaba a Juana de Arco y que saliéramos a caminar en la madrugada para hablar del tema’’, agregó.

Laura, quien pidió a Univision Investiga que su verdadero nombre no fuese revelado por temor a represalias, no recorrió el camino por el que Raniere llevó a otras mujeres, según una acusación del FBI radicada en febrero pasado en la corte del Distrito Este de Nueva York.


La acusación afirma que Raniere junto con la actriz Allison Mack, crearon una secta secreta en la que varias mujeres fueron sometidas a un régimen de esclavitud sexual bajo coerción. La fiscalía calcula que 50 mujeres se unieron al programa de esclavitud. Algunas de ellas aceptaron marcarse la pelvis con tatuajes dolorosos que mostraban las iniciales de Raniere.


“Durante la ceremonia del tatuaje … la acusada [Mack] ponía las manos en el pecho de la esclava y le decía, “siente el dolor’’ y “piensa en el amo’’ mientras la esclava lloraba del dolor’’, explica la denuncia radicada ante una corte federal de Nueva York.

La denuncia criminal relata los ritos, costumbres y castigos del programa sexual. Univision Investiga tuvo además a acceso a material que contiene las estrictas y detalladas formalidades que debían seguir los estudiantes de las clases de superación personal.

Al final de las sesiones, por ejemplo, el alumno de más alto rango debía dedicar la clase diciendo “A Vanguard’’ y el grupo debía responder “Gracias Vanguard’’. Los saludos de mano también estaban regulados. El estudiante con menor antigüedad debía dejar la mano debajo del de mayor jerarquía.

Michael Lever, el agente del FBI que presentó la denuncia, describe en el documento la trayectoria de Raniere desde que fundó el Programa de Éxito Ejecutivo, ESP, por sus siglas en inglés, en 1998, hasta los presuntos actos de tráfico sexual forzado en 2015.

Sexo y videos

Para sustentar los cargos, Lever cita dos casos de mujeres esclavas del programa a quienes solo identifica con el nombre de Jane Doe 1 y Jane Doe 2. Las dos son actrices. La primera tiene más de 30 años, afirma.

Jane Doe 1 empezó como estudiante de NXIVM en 2015. Según la denuncia, en febrero de 2016, una persona que ahora es informante del FBI, la invitó a participar en un grupo de mujeres mentoras. Para integrarse al grupo debía cumplir con una obligación conocida como colateral: escribir una carta con información perjudicial sobre sus familiares. La actriz aceptó en convertirse en esclava de la mujer que la invitó al grupo y firmó una autorización para que su ama usara su tarjeta de crédito. También se comprometió a no tener relaciones sexuales durante seis meses.


Una noche que Jane estaba en Clifton Park, la pequeña ciudad al norte del estado de Nueva York, donde se dictaban cursos de ESP, recibió una llamada de su ama que le avisaba que Raniere quería dar un paseo con ella. Debía hacer todo lo que Raniere le ordenara. A lo largo de la caminata Raniere le preguntó a Jane cuál sería la peor cosa que él podría pedirle a ella que hiciera. Ella le respondió que matarse.

Al día siguiente la citó de nuevo a caminar, pero esta vez la llevó a una casa donde le pidió que se desnudara mientras hablaba de las partes de su cuerpo. Ella obedeció. Él le puso un antifaz en los ojos y la llevó desnuda a una cabaña donde la ató a una mesa.

“Otra persona en el salón, empezó a practicarle sexo oral a Jane Doe 1 mientras Raniere le daba vueltas a la mesa haciendo comentarios’’, afirma la denuncia. “Jane Doe 1 no quería participar en la actividad sexual, pero creyó que era parte de su compromiso con DOS, y que si ella incumplía el compromiso con DOS, su colateral podría ser revelado’’, agrega.

Univision confrontó a Marc Agnifilo, abogado de Raniere en Nueva York con este episodio.

“Yo sé todo acerca de ese evento, y sé que hay algo en el pasado de esa mujer que hace de eso una cosa relevante. A mí me dijeron muy claramente que no era algo en contra de su voluntad… que ella habló después de eso. Le ayudó a superar algo que ella quería superar’’, afirmó. “Ahora en justicia, no he hablado con esa mujer’’, agregó.

De acuerdo con la fiscalía las mujeres que eran amas de otras recibían beneficios financieros de Raniere.


Una de las mociones presentadas por la fiscalía en el caso relata que una muchacha mexicana en sus veinte fue recluida en una habitación de una casa de Clifton Park durante 18 meses como castigo por haber quebrantado una norma ética de Raniere: haberse enamorado de un hombre que no era él.

“Con limitadas excepciones, la mujer tenía contactos extremadamente limitados con su familia o miembros de la comunidad y recibía limitada atención médica’’, escribió la fiscal asistente del caso Moria Kim Penza. El período de castigo fue extendido por incumplir otros acuerdos éticos, incluyendo el haberse cortado el pelo, agregó.

La joven no podía salir porque estaba indocumentada en Estados Unidos a donde había ingresado con la ayuda de Raniere y otros miembros de NXIVM, agregó la fiscal.

En la entrevista con Univision el abogado de Raniere justificó el castigo.

“Ella había robado dinero, y había un castigo que era: usted no puede estar en NXIVM’’, explicó Agnifilo.

La fiscal del caso escribió que el presunto robo había ocurrido mucho antes del confinamiento forzado de la joven.

En mayo de 2017, una de las mujeres que alega haber sido esclava desertó de DOS. Cinco meses después, The New York Times publicó una nota que denunciaba la historia de DOS y presentaba el testimonio de la actriz canadiense Sarah Edmondson con fotografías de las iniciales de Ranier cicatrizadas.

Publicidad