¿Qué tan 'bully' debe ser el candidato que los demócratas enfrenten a Trump en 2020?

La campaña presidencial ya comenzó y un punto esencial para los demócratas es aunar criterios respecto a cómo enfrentar el estilo avasallador de Trump en el escenario público.
15 Dic 2018 – 11:00 AM EST

Donald Trump está en campaña para la reelección desde el primer día que llegó a la Casa Blanca. Dos años después, el Partido Demócrata empieza la búsqueda del nominado que la hará frente en las elecciones de 2020.

Hay varios nombres de posibles candidatos e incluso algunos ya con comités exploratorios, lo que indica que están un paso más allá de la simple manifestación de interés. Uno de ellos, por cierto, es el exalcalde de San Antonio y el ex secretario de Vivienda Julián Castro.

Pero para los demócratas se trata de un camino mucho más complicado que una simple primaria: aunar criterios y encontrar una manera efectiva para contrarrestar a Donald Trump y su estilo en la campaña de 2020. Y eso empieza por dar con el perfil ideal del candidato.

Esta semana los titulares de la reunión para discutir el financiamiento del gobierno entre el presidente, la líder la minoría demócrata en la Cámara de Representantes Nancy Pelosi el líder de la minoría demócrata en el Senado Chuck Schumer plagaron el ciclo noticioso.

“Estaría orgulloso de cerrar el gobierno por la seguridad fronteriza Chuck. Tomaré la responsabilidad, no te culparé a ti”, le dijo el magnate a Schumer bajo la atenta mirada de los medios.

Trump hablaba y hablaba en el tono agresivo, dominante y alto, con el que se le vio debate tras debate en la campaña presidencial de 2016. El mismo que anuló a Jeb Bush y que destruyó las aspiraciones de Hillary Clinton.

Pelosi y Schumer trataron de intervenir una y otra vez, manteniendo el tono de un debate político, pero no fue suficiente para opacar el mensaje de Trump que repetía su amenaza de “cerrar el gobierno por la seguridad fronteriza”.

¿Qué hacer con el Trump de la campaña? ¿cómo enfrentar a un adversario así de ruidoso y agresivo?


Demócratas en encrucijada

La estrategia del Partido Demócrata para la elección presidencial comienza ahora, cuando apenas terminaron con las elecciones de mitad de periodo, donde lograron recuperar la Cámara de Representantes.

Es momento de definir mensaje, estrategia, coordinar las respuestas a la Casa Blanca. Es la línea de partida para noviembre de 2020.

Fuentes al interior del Partido Demócrata dijeron a Univisión Noticias que la coalición está haciendo un “cuestionario amplio con diferentes personas que tuvieron un rol en las elecciones pasadas”, para justamente encontrar una línea común de acción.

Lo que han escuchado hasta ahora es que “el mismo Trump es quien se está echando la soga al cuello y no caer en su juego y en los temas que él quiere tocar. Él caerá por su propio peso”.

Esa parece ser la lección que sacaron de 2018. Estar enfocados en temas económicos y no entrar en el terreno de debate de Trump. El presidente intentó enfocar a los votantes en la caravana de inmigrantes o en temas como terminar con el derecho a ciudadanía al nacer, pero los demócratas se centraron en temas como salud y empleos.

El vocero para medios hispanos del Partido Demócrata Enrique Gutiérrez explicó a Univisión Noticias, que “como lo vimos en las elecciones de mitad de periodo, los demócratas tienen un mensaje ganador que se centra en torno a salud y continuaremos comunicándonos con los votantes respecto a los temas que les importan. Mientras Trump rompe sus promesas, los demócratas seguirán enfocándose en entregar resultados al pueblo estadounidense”.

Consultado por la forma en que el partido está evaluando cómo enfrentar a Trump y la estrategia de cara a 2020, Gutiérrez no hizo comentarios.

¿Es suficiente?

El estilo de debate y la imagen de fortaleza o debilidad de un candidato influyen tanto como el mensaje, a la hora de ganar una elección presidencial.

Estrategas demócratas como Luis Miranda aseguran que será necesario cambiar la táctica de no responder a Trump.

“Los candidatos que quieran tener una posibilidad tendrán que ser bruscos con él, pero de manera inteligente. Si vemos lo que hizo Marco Rubio que se puso a decirle que tenía manos pequeñas, eso no funciona. Lo que va a funcionar es ser firme con él y si insulta como lo hizo con Clinton en el debate, hay que enfrentarse a él de una vez y no dejarlo sin sufrir consecuencias”, aseguró.

Miranda insistió en que a nivel de mensaje es clave no pelear los temas como Trump quiere, bajo sus términos. “Lo que hay que hacer es enfrentarlo en los temas que él no quiere tocar y mostrar que sus políticas hacen lo contrario. Si es lo de los refugiados, mostrar que lo que está haciendo con ellos nos hace más inseguros, crea mayor inestabilidad, le da fuerza a las pandillas y a los criminales. Mostrar que lo que hizo con los musulmanes le da fuerza a los terroristas para reclutar más”, dijo.

Por ahora hay varios potenciales candidatos presidenciales demócratas circulando en el radar público. Julián Castro ex secretario de vivienda; la senadora de California Kamala Harris; el ex vicepresidente Joe Biden; la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren; la senadora de Nueva York Kirsten Gillibrand, entre muchos otros.

Pero lo que aún no está claro es si alguno de ellos tiene el carácter suficiente para frenar a Trump en un debate y no caer en el intento.


Apuesta por los independientes

Una clave en las elecciones de 2016 fueron los votantes que se sintieron abandonados por los demócratas, sobre todo los independientes. Una de las potenciales candidatas del partido, la actual senadora de Minnesota Amy Klobuchar, dijo este viernes que “el nominado demócrata para presidente en 2020 necesita apelar a los votantes de centro oeste del país, olvidados en 2016".

Fuentes al interior del partido demócrata comentaron a Univisión que hasta ahora la opinión general es que la mejor estrategia para capturar a esos votantes independientes “es dejar hablar a Trump. Muchos de ellos ya deben estar arrepentidos de haber votado por él".

Esa idea se respalda en que Trump tiene aún a Rusiagate sobre la cabeza y el reloj está corriendo cuando se trata de cumplir promesas a su base de votantes, sobre todo la de construir un muro pagado por México, el que nunca obtendrá con una Cámara de Representantes controlada por los demócratas.

Pero ¿será suficiente? En 2016 los demócratas cometieron el error de subestimar a Trump y 2020 ya está demasiado cerca como para esperar.

Uno de estos 20 demócratas podría ser el contendor de Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaElecciones
Publicidad