América Latina

Por qué México sigue reconociendo como presidente de Venezuela a Nicolás Maduro

Andrés Manuel López Obrador ha rechazado tomar una postura en temas de relaciones exteriores ya que asegura que mantendrá el principio de no intervención. Pero ¿a qué se refiere este principio?
23 Ene 2019 – 5:58 PM EST

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, anunció que mantiene su postura sobre Venezuela y sigue reconociendo a Nicolás Maduro como el legítimo presidente del país suramericano, según informó el vocero de la Presidencia de México, Jesús Ramírez Cuevas.

"No hay cambios de postura, y esto implica que México sigue reconociendo como presidente a Nicolás Maduro. Él es el presidente democráticamente electo", explicó en breves declaraciones.

Horas después, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México emitió un comunicado en el que señala que México no participará en el desconocimiento del gobierno de un páis con el que mantiene relaciones diplomáticas.

"Coincidimos plenamente con el llamado de la Organización de las Naciones Unidas a que todos los actores involucrados en el conflicto en Venezuela reduzcan tensiones, hagan los mayores esfuerzos por evitar un escalamiento y rechacen cualquier tipo de violencia política", detalla el comunicado.


Este miércoles el presidente del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, se adjudicó las competencias del Ejecutivo en el marco de lo que llamó la lucha en contra de la "usurpación" de la Presidencia por parte de Nicolás Maduro, al que considera "ilegítimo".

Una decisión que han reconocido, hasta el momento, países como Estados Unidos, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Costa Rica, Argentina, Paraguay y Guatemala, entre otros.

Sin embargo, México ha rechazado tomar una postura. Desde el arribo a la Presidencia el 1 de diciembre, López Obrador aseguró que, en relaciones exteriores, mantendrá el principio de no intervención.

Con base en este principio, México no firmó a inicios de enero una declaración del Grupo de Lima en el que los países miembros acordaron no reconocer la "legitimidad" de un nuevo gobierno de Nicolás Maduro y lo instaron a no efectuar la asunción del mando, argumentando que las elecciones del 20 de mayo de 2018 fueron realizadas sin garantías ni observación y que por lo tanto no fueron legítimas.

"Nosotros no nos inmiscuimos en asuntos internos de otros países porque no queremos que otros Gobiernos, otros países, se entrometan en los asuntos que solo corresponden a los mexicanos", dijo el mandatario el 5 de enero, alegando que el país se rige bajo los principios de "no intervención y autodeterminación de los pueblos".

Por esta razón, el coordinador de Comunicación Social reiteró este miércoles que "como hay una disputa sobre la legitimidad del Gobierno, nosotros no nos metemos".



A principios de enero, el presidente López Obrador señaló que su gobierno se regirá bajo esos principios porque para él lo más importante por ahora es la política interior.

“No podemos ser candil de la calle y oscuridad de la casa. Yo respeto a los que hacen eso… a lo mejor ellos no tienen nada de qué ocuparse en sus países y les da tiempo para ocuparse de otros. Para mí la mejor política exterior es la interior, si acabamos con corrupción, si hay progreso, trabajo y bienestar seremos respetados en todo el mundo, pero esto aplica no sólo para este caso de Venezuela” dijo durante una conferencia de prensa el pasado 7 de enero.

Expresidententes y partidos opositores desconocen a Maduro

En redes sociales, el principal partido de la oposición mexicana, el conservador Partido Acción Nacional (PAN), apuntó: "Hoy Venezuela salió a las calles y levantó la voz una vez más. Todo nuestro apoyo a Guaidó, presidente interino de Venezuela. ¡Fuera la dictadura!".


También el expresidente Vicente Fox Quesada se manifestó en apoyo a un “nuevo y mejor” futuro para Venezuela. Asimismo reconoció a Juan Guaidó como mandatario encargado del país.


En fotos: Andrés Manuel López Obrador jura como nuevo presidente de México

Loading
Cargando galería
Publicidad